Seguidores

13 ago. 2010

LA CABEZA ADIVINA

Lectura del Quijote, en La acequia, capítulo LXII 2ª parte.

"Que trata de la aventura de la cabeza encantada, con otras niñerçias que no pueden dejar de contarse".


















I

Don Antonio Moreno
Rico y discreto
Afable y honesto
Recibe en su casa
A don Quijote y Sancho
Con el fin de disfrutar


¡Ay! Infeliz don Quijote
De nuevo sufre las burlas.
De un rico licencioso
Sacándole al balcón
Como una mona de feria

El astuto don Antonio
Desea, las burlas rectificar
Con halagos y agasajos
Con palabras engoladas
Intentándole asediar

Don Quijote siempre iluso
Se siente tan halagado
La farsa no ha detectado
Siendo una burla más.

II

Que jubiloso está Sancho
En la casa de don Pedro
Tratándoles como “amigos”
Y sin tener que pagar.

Recordando...
la gran boda de Camacho
el gran castillo del duque
al gran Diego de Miranda.
Lugares a perpetuar

III

Don Antonio insinúa...
Insiste que Sancho Panza
Tiene una mala costumbre
de todos reconocida,
por ser un tragaldabas.

Sancho se siente dolido
Cuando de él se comenta
de guardarse albondiguillas
con el fin de aprovechar.

A lo que Sancho responde:
Aprovechar circunstancias
Pero sin restar limpieza
A la hora de guardar.

Dejándoles bien sentado.
Ser más limpio que goloso
Que con bellotas y nueces
él se puede alimentar.

Don Quijote sale al quite
Defendiendo a su escudero.
Resaltando su modales:
A comportarse aprendió
Cuando fue gobernador.

IV

¡Cómo! exclama don Antonio.
Al escuchar sus palabras.
Requiriendo explicaciones
Del reino que gobernó.

Sancho orgulloso contesta:
Ínsula Barataria fué.
Diez días la goberné
y puedo asegurarle
que comida no probé.

Pero observé y aprendí
El sosiego no existe.
Y desprecié los gobiernos
Los de ahora...
Y los que han de venir.

V

Don Antonio
Rescata a don Quijote
Llevándole a un aposento
mostrándole una mesa
de jaspe muy peculiar.
en la mesa descansaba
de los pechos para arriba
imitando a los romanos
una cabeza "encantada"
y una historia que contar.

La historia, más bien secreto
Por ser una farsa más.
le hace jurar al hidalgo
callarlo hasta el más allá

VI

Qué inocente don Quijote
¡Nunca va a escarmentar!
con su nombre a la espalda
le llevan a pasear.

¡Don Quijote de la Mancha!
Gritan todos al pasar.
Creyéndose don Quijote
ser caballero andante
de gran popularidad.

VII

Entre tanto alborozo
Un castellano atrevido
A gritos alza su voz
Insultando a don Quijote
¡Necio, loco, mentecato!
De nuevo vuelve a tu hacienda
no te dejes engañar.

Interviene don Antonio
Replicando al castellano:
“Si no le piden consejo
Nunca debe aconsejar”.

Quitándole a don Quijote
El sambenito en su espalda
Finalizando la burla
Y no lo leyeran más.

VIII

Llegó la noche,
tras un día ajetreado
la mujer de don Antonio
dama alegre y principal.
Una fiesta ha preparado
Con el fin de agasajar
al huésped de su marido
personaje peculiar.

Entre las damas había,
pícaras y burlonas.
incitando a don Quijote
sin saber lo que es bailar.

Don Quijote reflexiona
recordando a su amada
Dulcinea del Toboso
reina de sus deseos
imposible suplantar.

IX

Amanece un nuevo día
Le espera una trama más.
Una cabeza encantada.
bajo la mesa de jaspe
todo lo “adivinará”.

Don Antonio preguntaba.
Una voz bajo la mesa
respondía muy segura
de lo sucedido ya.


















X

Don Quijote siente anhelos
pasear por Barcelona
Parándose en un letrero...
La imprenta descubrirá.

Mil preguntas le asaltaron.
Títulos desconocidos,
otros, le harán recordar.
En toscano le hablaban,
don Quijote muy astuto
en castellano hablará:

En la imprenta pudo ver,
ingenios arrinconados.
habilidades perdidas.
Entre ellos descubrió...
el que debieron quemar.

Una copia del hidalgo
Don Quijote de la Mancha.
siendo verdadero autor
vecino de Tordesillas.
Marchándose de la imprenta
despechado y con ira.

XI


Don Antonio les festeja
con una fiesta en la playa
visitando las galeras
con regocijo de Sancho
dando fin a esta historia

"El Quijote en verso"
Kety Morales

Feliz verano
Gracias a los que perdéis unos minutos visitando este rincón.

6 comentarios:

  1. Como siempre un placer leer El Quijote en verso.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Genial como siempre, es digno de hacer una publicación con todo tu "romancero". un beso.

    ResponderEliminar
  3. La cabeza adivina no es que adivine mucho, es un poco perogrullesca pero sus respuestas dejan atónitos a los presentes que no están en le ajo. ¡Y qué miedo daba la Inquisición! Antonio Moreno declara antes de que le llamen a declarar, por si las moscas.

    Y, a pesar de todo, el ambiente de ciudad es mucho más libre que la corte feudal de los duques.

    Tu "romancero" es un buen extracto.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Qué gran trabajo el tuyo. Me gusta el humor del texto de esta entrada.

    ResponderEliminar
  5. Impresionante, Kety.
    Es una gozada leer el Quijote a través de tu mirada poética.
    Cuánta hermosura estás creando. Gracias por ella.

    ResponderEliminar
  6. Como siempre, tus versos ¡una maravilla! Gracias querida Kety. Muchos besotes, M.

    ResponderEliminar