Seguidores

3 jun. 2017

LA VIDA NO SE PARA





















"Aunque el tronco ya no esté, el musgo sigue creciendo. La vida no se para".
Foto y frase: Juan Carlos Cabrejas

29 may. 2017

¡CÓMO PASA LA VIDA POR MI VENTANA!


Edward Hopper. 




















Veo, un niño correr alegre y juguetón,
aun ignora la tristeza del alma.
Salta, juega, ríe, ¡qué envidia me da!
Qué no cambie nunca,
que nunca entristezca!
Que no le hace falta.

¡Cómo pasa la vida por mi ventana!


Un joven camina con paso firme,
en sus ojos, la mirada ausente
por un amor que deja.

Una joven se cruza con él,
en sus labios lleva un beso de amor
que no quiere borrar,
que perdure su huella.

¡Cómo pasa la vida por mi ventana!

Pasa una señora de mediana edad,
en sus manos lleva, unas bolsas llenas,
seguro son, de ternura, cariño y bondad
o, quizá de desvelos, soledad o tristeza.

Camina un señor con aspecto bohemio,
con aspecto diría, de ser un poeta.
Con barba muy blanca, y gorrilla azul
y, un paraguas negro de su mano cuelga.
Su mirada fija en el suelo va,
sus labios repiten los versos
de un nuevo poema.

¡Cómo pasa la vida por mi ventana!

Con dificultad, allá a lo lejos
caminan los dos, a paso muy lento,
unidos del brazo, contándose van...,
reviviendo algunos recuerdos.
Las prisas en ellos quedaron atrás,
para qué correr, se dicen:
que la muerte espere,
aún queda tiempo..

¡Cómo pasa la vida por mi ventana!

 © Kety Morales Argudo
2000


24 may. 2017

¡QUÉ TIEMPOS AQUELLOS!


Poema inspirado en el cuadro de Tristram Hillier















¡Qué tiempos aquellos!
Con las puertas abiertas sin ningún recelo.
Por si alguna vecina, a la hora que fuese,
venía a por agua del pozo, siempre lleno.

¡Qué tiempos aquellos!
Con sus cosas buenas
y sus contratiempos!

Al despuntar el alba, se llenaban las calles
de mozos, con los mayorales, a labrar la tierra,
siguiendo el legado de padres y abuelos.

A la caída del sol, regresaban los hombres
montando sus mulas,
regresando del campo y, con su regreso,
el sonido del carro, y su traqueteo.

¡Qué tiempos aquellos!
Con sus cosas buenas,
y sus contratiempos!

Aún existe esa silla de enea
esperando en la puerta
para coger el fresco.

Esa silla de enea, sigue vacía.
Dejó de ocuparla, un día, el abuelo.
Se marchó en silencio,
se marchó sin quererlo.

¡Qué tiempos aquellos!
Con sus cosas buenas,
y sus contratiempos!

Al atardecer, la juventud con su lozanía,
debía recogerse, al encenderse las luces
de los farolillos, de las calles del pueblo.

¡Qué tiempos aquellos!
Con sus cosas buenas
y sus contratiempos!

Sin embargo,
Había de todo– decían-:
falta de libertad,
muchos prejuicios,
muchos anhelos.
Pero, ante todo 
¡Mucho respeto!
¡Mucho silencio!

Hoy, todo ha cambiado, -dicen-,
las costumbres aquellas
están obsoletas,
sólo son, recuerdos.

Ahora se trasnocha.
El libre albedrío,
se ha transformado
en falta de respeto.
Niños en la escuela
son amenazantes
con los maestros.

¡Qué tiempos, ahora!
Con sus adelantos,
y sus contratiempos!

Al atardecer, como siempre ha hecho,
el sol se oculta tras el horizonte,
para renacer al siguiente día,
tranquilo y sereno.

¡Qué tiempos aquellos!
Con sus cosas buenas,
y sus contratiempos!

Kety Morales Argudo
     Safe creative

https://youtu.be/SrUB-WuUtTc


16 may. 2017

EL ECO

Edvard Munch.






















Apoyado en la barandilla del puente,
observa el vacío que refleja su alma.
Un tímido lamento se le escapa,
tiene miedo darle la espalda y seguir
escuchando su eco.
Así, permaneció horas y horas,
hasta que el eco, se fue diluyendo.

© Kety Morales Argudo
Una mirada al atardecer

9 may. 2017

DIÁLOGO

Kety
Foto: Kety:

















Cuando aún las luces de la ciudad,
alumbran al llegar la alborada,
dos héroes de una fábula grotesca
en un banco sentados,
amigablemente dialogaban.
Dos héroes de fábulas quiméricas.
Don Quijote, un hidalgo ocioso.
buscador de libertad y justicia.
Sancho, de posición humilde,
sin fortuna que le acompañara.
Anhelando su ínsula soñada.

Sin saber en su torpeza cada cual.
que no conseguirían nada.

Tras ellos, unos oídos invisibles escuchan,
anotando de ellos, cada palabra.
De don Quijote, eran sueños y utopías
soñando con una hermosa dama.
Había leído muchos libros de caballería…
En todos, el amor resaltaba.
De Sancho Panza, eran frases simplonas,
sencillas, pero, de mucha templanza,
el pobre por ser pobre no tendrá cultura
pero sí, palabras sabias.
Ya se sabe qué, en casa del pobre,
el hambre acentúa el ingenio
y, a Sancho Panza, eso, le sobraba.

Ya lo dijo su creador Miguel de Cervantes:
“Los montes  crían letrados”

© Kety Morales Argudo
Libro: Una mirada al atardecer

28 abr. 2017

ANIVERSARIO DEL BLOG

Fotos: Internet
Queridos amigos:
Quiero compartir con todos vosotros a punto de finalizar el mes de abril, que el blog, "Los cuentos de la abuela" cumple diez años. 
No podía pasar por alto lo que ha significado este medio para mi, que me ha proporcionado tantas satisfacciones. Relacionarme con personas de una valía excepcional, como sois todos los que me habéis acompañado en esta andadura. 
A lo largo de estos diez años, gracias a vosotros, creo que he crecido - no de estatura que soy pequeñaja, ;-)) -, sino, en aprender de unos y otros, pues todos me habéis aportado muchos valores.

Es cierto que últimamente, los blogs en general han decaído. quizás influyan otras redes sociales en las que no requieren tanto detenimiento; leer,  comentar, reflexionar..., pero hay que ver el lado positivo y, aunque sea en otros medios nos seguimos relacionando que es lo importante.

Brindemos un año más  por la amistad que los blogs nos ha proporcionado.

Un abrazo
Kety Morales Argudo


23 abr. 2017

DÍA DEL LIBRO


Feliz día del libro
Edward Hopper

UN LIBRO

Archivar palabras en un libro
no es un gesto pretencioso,
es mimar los sentimientos
convertidos en poemas
de unos versos armoniosos.

Observados y atrapados
en oportunos momentos.
Y, cuando pasen los años,
volver a leer de nuevo,
evocando una historia
que se guardó con recelo.

Qué maravillosa acción
coger el libro en tus manos
reposando en tu regazo,
acariciando palabras,
hoja a hoja, y descubrir,
sentimientos archivados.

Kety Morales Argudo
Libro: "Una mirada al atardecer"

22 feb. 2017

JOSÉ ZORRILLA


 Bicentenario del nacimiento de José Zorrilla (1817-1893) en Valladolid, su ciudad natal. 




En homenaje al bicentenario de José Zorrilla. Con un día de retraso os dejo este poemilla que compuse en el año 2000 

Más información en el blog del profesor Pedro Ojeda
http://laacequia.blogspot.com.es/2017/02/el-bicentenario-de-jose-zorrilla.html?spref=fb


DON JUAN TENORIO 

Poco sé de don Tenorio,
ni sé de sus aventuras,
en ellas yo no me hallo
para mí y mi ventura.

Comentan de él que fue
un burlador en Sevilla.
Engaña al comendador
burlándose de su hija.

Atrevido y disoluto
quiso ser galán primero,
y tuvo la osadía, de,
desafiar a los muertos.

Como todo jugador
derrochaba su dinero,
y su criado se hizo
el rico con gran esmero.

Hace siglos que existe 
el don Juan por excelencia.
el primero fue Lisardo
(Galán y la calavera).

En Sevilla nacería 
ese burlador burlado,
de un tal Tirso de Molina,
un fraile bien afamado.

Zorrilla escribiría 
la historia de un Capitán
que Montoya fue nombrado
siendo su primer don Juan.

No estando satisfecho
de su obra literaria,
inventa a don Juan Tenorio
que le llevo a la fama.

A la fama la llevó,
y también a la miseria,
pues cuenta que la vendió
por unos cuantos reales
que hizo rico al editor,
quedando así el autor, 
en miseria miserable.

El mito sigue vigente,
siglo tras siglo, año tras año.
¡Qué más da que sea Montoya
o, que se llame Lisardo.
O que sea don Tenorio
el que ultraje, o sea ultrajado.

Mientras existan Dianas
que se dejen seducir, o
mozas como doña Inés
queriendo con él partir.

Prevalecerá el mito
que por nombre es don Juan,
que desafió a los muertos
y en honor a sus agravios,
el día de los difuntos
su farsa, representarán.


 © Kety Morales Argudo
2000

Participación en el cuaderno "Poemas 2000". Club de Lectura D. Juan I.  EPA Alcalá de Henares