Seguidores

6 ago. 2010

GRAN RECIBIMIENTO

Lectura del Quijote en la acequia: capítulo LXI 2ª parte

"De lo que le sucedio a don Quijote en la entrada en Barcelona, con otras cosas que tienen más de lo verdadero que de lo discreto".







Foto:"circulodelarte.com"

I

Tres días con sus tres noches
con numerosos desvelos
Espías y centinelas.
Arcabuces y pedreñales.
Interrumpiendo el sueño

Comían aquí, huían allá.
A pesar de todo ello...
Trescientos años pasaran
Que Don Quijote admirara
Al gran Roque Guinart.

Caminaron deambulando
Por caminos desusados
Por atajos encubiertos
Don Quijote, Roque, y Sancho
destino a Barcelona
Con otros seis escuderos.

II

Entrada estaba la noche
El mar, plateado por la luna
En vísperas de San Juan.
Don Quijote, Roque y Sancho
Hacen su entrada triunfal.

Sancho Panza y don Quijote
Con admiración descubren
el mar con su inmensidad
Embelesados quedaron
Nunca vieron nada igual

III

Roque se despide de ellos
Entregando a Sancho Panza
El prometido dinero.
Entre mil ofrecimientos
unos a otros se hicieron.

Montado en Rocinante
Don Quijote,
Espera la blanca aurora
Que ilumina los balcones
Resplandecientes de flores.

El alba orgullosa muestra
Por el horizonte un sol
Al igual que una rodela
un nuevo día anunció

En la playa, las galeras
chirimías y atabales
alegrarán los oídos
trompetas y cascabeles

IV

Flámulas y gallardetes
Trompetas y chirimías
ondeaban por el viento.
artillería disparan
el agua del mar barriendo.

V

Entre tanta algarabía
Una voz se escuchó
Era de Roque Guinart
Alabando a don Quijote
Como faro, estrella y norte
De la caballería andante
Fiel, caballero, y legal.

Quedó mudo don Quijote
Sin quererle contrariar
Rodeado de muchachos
Con manojos de aliaga
De él se quieren burlar.

VI

Una vez ya liberados
Don Quijote egocéntrico
Manifiesta a Sancho Panza:
De su fama universal
Al ser por todos conocidos
Por donde quiera que van

VII

Servidores de Guinart
Invitan a don Quijote
Aceptando con agrado
Tan cortés invitación.

Entre músicas y aplausos
A casa del bandolero
Al fin logran llegar
Dejándoles Cide Hamete
Felizmente descansar.

"El Quijote en verso"
Kety
7/2010

Entrada programada
Feliz verano.

8 comentarios:

  1. Me gusta esa imagen que has puesto. El contraste del tercio inferior en grises y marrones con el colorido del resto.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Genial como siempre....menudo trabajo dejaste preparado. Besos

    ResponderEliminar
  3. Haces un recorrido por el Quijote verdaderamente entretenido y simpático. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. El arranque de este capítulo es uno de mis pasajes favoritos del Quijote. Espero que continúes bien en las vacaciones. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Cómo lo reciben en Barcelona!
    Se siente don Quijote en la cresta de la ola, algo confundido con tanto elogio. Y, cuando le dicen que es el auténtico, el de Cide Hamete, el viejo hidalgo levita.
    Unos gamberillos le hacen aterrizar en la dura realidad del duro suelo, adosando unas espinosas aliagas debajo de las colas del rucio y de Rocinante.
    Tu Quijote en verso, tan genial como siempre.

    Un beso, Kety.

    ResponderEliminar
  6. Es admirable, creo que ya te lo habré dicho alguna vez, ese trabajo, ese empeño en recontar las aventuras de Don Quijote en tus propios versos. Espero que tengas las mejores vacaciones. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué buen resúmen poético del comienzo del capitulo!

    Quiero agradecerte también Kety, las felicitaciones por mis nietas. SI, la madre está ahora alviada en cuanto al peso, pero no duerme amamntando por partida doble, aunque feliz.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. He leído todas tus aportaciones poéticas de los últimos capítulos y, como dice nuestro superprofe, merecen ser publicadas. Son ¡fantásticas! Gracias y muchos besotes, querida Kety, M.

    ResponderEliminar