Seguidores

29 jul. 2010

DON QUIJOTE Y ROQUE GUINART. CABALLERO Y BANDOLERO

Lectura del Quijote en La acequia: Capítulo LX 2ª Parte

"De lo que sucedio a don Quijote yendo a Barcelona".




Foto; Internet










I
Fresca estaba la alborada
Don Quijote y Sancho Panza
Emprenderán el camino
Que les lleva a Barcelona.
Ansioso por descubrir
El plagiador de su obra.

Tan ofuscado estaba
Con Merlín y con Frestón
Imaginando a su amada...
Hasta el sueño le inhibió.

Sin embargo Sancho Panza
Después de haber merendado.
Es del sueño prisionero
Transportándole a lugares
por ellos imaginados.

II

Don Quijote al ver a Sancho
Plácidamente dormido
Dando largas y más largas
los azotes prometidos

Decide él por su cuenta
Ahora que está dormido
Valiéndose de las riendas
Azotarle sin remilgo.

Sancho, a tiempo despierta
Impidiendo la revancha
Prometiendo a su señor
Cumplir a tiempo su chanza
eso ha de ser voluntario
no, como él deseaba.

Don Quijote defraudado
por no ejecutar su empeño
le vapulea en insultos:
“Duro de corazón –grita-
Blando de carnes, villano, terco”

Sancho,
No quita ojo a su amo
insistiendo en azotarle.
arremete contra él
Y con una zancadilla
al suelo le hace caer.

III

Una vez ya sosegados
de una trifulca absurda
Sancho con horror descubre,
cuerpos que penden del árbol.
como racimos de uvas.

Don Quijote reacciona
explicando a Sancho Panza:
Eso indica que se hallan
próximos a Barcelona


IV

Bandoleros aparecen
saqueando sus alforjas
temiendo Sancho que dieran
con los escudos de oro
guardados en la ventrera.

Suerte tiene Sancho Panza.
Aparece un capitán
rondando los treinta años
cabalgando en un caballo
llamado Roque Guinart

Que recordando a Osiris
se comparó compasivo.
Al observar al hidalgo
muy triste y compungido

Por hallarse desarmado.
y no poderse defender
Descubriendo el capitan
que don Quijote sufría
locura, y temeridad

Aunque aquella locura
No le restó admiración
Al ser el famoso hidalgo
de su misma “profesión”

V

En estos razonamientos
El bandolero se hallaba
Cuando un tropel de caballos
Hasta ellos se acercaba

Claudia Jerónima, era.
Ricamente enmascarada
ante Roque se presenta
como hija de Simón
buscando en él remedio
por un asunto de amor.

Vicente Torrellas es
el culpable del engaño
incumplidor de palabra
llevándola al desengaño.

Claudia presa de locura
dispara al desposado
Buscando refugio en Francia
Y el padre no sea vengado.

Roque Ginart y don Quijote
se ofrecen con valentía
cautivados por la joven
hermosa y con bizarría.

Sancho quiere intervenir
aportando sus razones
Pero Roque se percata
y lo envía a la venta.
sin opción a intervenciones


VI
Por el camino se acercan
Doña Guiomar de Quiñones
Que la acompaña su hija
Y escuderos en tropel.

He aquí el bandolero
Llamado Roque Guinart
Asaltante de los ricos
Pero con gran distinción
Que todos le comparaban
Con un Alejandro Magno
En nobleza y compasión

VII

Dando fin a esta historia
Roque escribe una carta
A un amigo en Barcelona
Para buen recibimiento

Don Quijote y Sancho Panza
no salen de su asombro
por el trato obtenido
de un famoso bandolero
llamado Roque Guinart

Alabando a don Quijote
y su escudero también
por ser ellos personajes
que creara don Miguel.
Y no el nuevo Quijote
del autor aragones.


"El Quijote en verso"
Kety Morales
7/2010

Se recomienda leer el capítulo
Entrada programada

4 comentarios:

  1. El mito del bandido generoso, encarnado en este capítulo en Roque Guinart que debió ser todo un personaje. Menudo capítulo éste, don Quijote ha de enfrentarse a Sancho, antes que a Roque.
    Tu Quijote en verso estupendo, como siempre.

    Un beso, Kety.

    ResponderEliminar
  2. Kety, cada vez que te leo crece más mi admiración hacia ti. Este capítulo es impresionante. Bueno, como todo lo que escribes.
    Espero que estés pasando un feliz verano en compañía de tu familia. ¡Y que todos se encuentren bien!
    Un abrazo grande
    Conchi

    ResponderEliminar
  3. Keti, otro capítulo más en el que te admiro, pues ninguno de ellos tiene despeldicio. ¡Me encanta! Que tengas un buen verano, es decir, una buens vacaciones....
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Qué personaje Guinart y qué sagacidad la de Cervantes al introducir en la novela un tema de tanta actualidad.

    ResponderEliminar