Seguidores

22 mar. 2016

A Mª JESÚS FUERTES. EL VERGEL DE LOS AMIGOS


















Hoy hace un mes que Mª Jesús fallecía. Me uno al homenaje que todos los amigos que visitábamos su blog queremos rendirle en este día.
El jardín de los recuerdos relato con el que participé en el concurso que organizó. Y que generosamente nos regaló a cada participante.
En un comentario decía: " Pronto habrá un árbol también para mi" Ójala que así sea. se lo merecía.

Recuerdo que le envié por correo este relato:

EL VERGEL DE LOS AMIGOS


















Son días apacibles, de esos que apetece compartir con seres queridos, con personas, que, aún sin conocer personalmente se entabla una relación de amistad y empatía.
María Jesús, la dueña de la casa, en Paradela, es una mujer que reúne todos los adjetivos calificativos; generosa, emprendedora, soñadora, trabajadora, sincera..., y lo más importante, amiga de sus amigos. Para ella el tiempo es oro, tal vez por eso lo aprovecha al máximo. Nunca deja para otro día lo que puede hacer hoy, como bien dice el refrán.
El tiempo es crucial para implantar nuevos brotes, y que mejor que un árbol dedicado a cada uno de los amigos entrañables. Amigos qué, aún en el silencio están ahí en momentos importantes, aunque a veces parezca que están ausentes.
Mª Jesús disfruta de un terreno colindante a su vivienda, lo ha trabajado hasta dejarlo preparado para nuevos brotes Sin dudarlo un momento, se pone manos a la obra. Planta un árbol para cada amigo; unos ciruelos para Framboise y Fiorella, un naranjo para Reyes, un limonero para Adra, unos cerezos para Bertha y Blue, unos manzanos para Genín y Emejota, un melocotonero para Darío y Moni Revuelta, un peral para V, la nectarina para Piruja, el membrillo para Peke, un frambueso para Juan Carlos, la higuera para Mamé Valdés, un mandarino para San, El melocotón para Alicia, un granado para Abel y Patricia...
Algo cansada por el trabajo que se había impuesto, se refugia a la sombra del laurel de kety, siempre silencioso y perenne. El laurel aportando una ligera brisa, se bamboleaba de emoción al presagiar tan noble causa.
Cada mañana, al alba, desde su ventana María Jesús los observa con emoción y cariño. Luego, como por impulso, baja al jardín, los acaricia con sus manos para que germinen y no desfallezcan, palabra que no existe en su diccionario personal.

Los mima hasta el atardecer, como mima la amistad generada a través de un blog, llamado “Paradela de coles”, en el que aúna tantas palabras como hojas y frutos aúna ese vergel privilegiado, llamado “El vergel de los amigos”.
Mª Jesús me contestó por correo:
"Gracias, Kety: un escrito muy amable por tu parte, aunque la mención de los árboles dedicados es incompleta.
Así, de memoria, creo que olvidas: el guindal de Rivela, el manzano de Maripaz Brugos, el manzano de Fido, el ciruelo de Fiori, la ameixeira de Noche, el ciruelo de Diego, el ciruelo de Caruano, el cerezo de Mercedes, el cerezo de María José, el ciruelo de Socorro, la parra de Carmela, el mandarino de San y las higueras de Mamé Valdés y Rosa M.
Tu laurel está precioso, porque ya sabes que en esta época están en flor. Por aquí , la gente lo lleva en el domingo de ramos, si no tiene dinero para comprarse una palma. Por eso, en esta época se ve el monte lleno de gitanitos que los cortan para vender.
Nuevamente gracias por el detalle".
Un abrazo.

Esto demuestra su fidelidad para con sus amigos.

A todos los que participáis en éste homenaje, un abrazo.
 A tí, Mª Jesús, Hasta siempre.

5 comentarios:

  1. Bonito homenaje el que le estamos rindiendo sus amigos. Fue una mujer especial. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Precioso, Kety. Seguimos unidas en su estela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Un árbol para cada amiga. ¡Qué suerte ser su amiga!

    ResponderEliminar
  4. Me uno en su recuerdo. Y a ti te dejo un gran abrazo. Precioso relato, Kety.

    ResponderEliminar