Seguidores

27 ago. 2010

DON QUIJOTE Y EL CABALLERO DE BLANCA LUNA

Lectura del Quijote en la Acequia. Capítulo LXIV 2ª parte

"Que trata de la aventura que más pesadumbre dio a don Quijote de cuantas hasta entonces le había sucedido".








Foto: Internet









DUELO POR DAMAS

I

La mujer de don Antonio
recibe a Ana Félix
mostrándose con agrado.
Admirando su belleza
y también su discreción

Don Quijote comunica
a don Antonio Moreno:
que el amado de Ana Félix
llamado Gaspar Gregorio
liberado ya está.

Recordando don Quijote
-por parecerse la trama-
A Melisendra y Gaiferos
con cierta similitud

Comprometiéndose él
Corriendo algunos riesgos.
Llevarle hasta Berberia
Para más seguridad.

Sancho Panza le advierte
El caso es diferente
uno transcurre por tierra
y otro transcurre por mar.
Melisendra fue a Francia
de Argel venía Gaspar.

Don Antonio muy juicioso
Les propone esperar.
Las galeras con su chusma
Por orden del visorrey
En marcha se ponen ya.

II

Don Quijote se dispone
deambular por la playa
provisto de sus arreos,
sin sus armas, no se halla.

A lo lejos vio venir
Un armado caballero.
En su escudo una Luna.
Encaminándose a él,
voz en grito,sus razones,
a don Quijote le habló:

El insigne caballero
Llamado de Blanca Luna
Desafía a don Quijote
Poniendo en juicio de tela
la belleza de sus damas,
siendo la de Dulcinea
a la suya inferior

Haciéndole de jurar
si perdía la batalla
de caballero andante
se habría de retirar.

¡Atónito y suspenso
Don Quijote se quedó!
Al arrogante Caballero
Con "reposo" respondió:

- Sus hazañas caballero
hasta mí no han llegado.
Respecto a Dulcinea...
la más hermosa será.
Sus ojos nunca la vieron
de haberla contemplado
No habría porqué dudar

E imitando a Sancho Panza
le propinó un refrán:
“A quien Dios se la de,
San Pedro se la bendiga”.

III

Avisado el visorrey
que don Quijote se hallaba
enzarzado en la playa
con armado caballero
llamado de Blanca Luna...

Se dirigió al lugar
con don Antonio Moreno
y algún otro caballero
e impedirles batallar.

Exigiendo explicaciones
el motivo de la hazaña.
Contestando caballeros.
Tratarse de la hermosura
Y belleza de unas damas

Como viera el virrey
a tozudos caballeros
mantenerse en sus trece
Dio licencia a los dos
en duelo desafiarse

IV

A dos tercios de carrera
Don Quijote es vencido
Acabando por los suelos
molido y aturdido.

Testarudo don Quijote
no da su brazo a torcer.
Y con voz de ultratumba
a todos les hace ver.

-Dulcinea del Toboso
Ha sido siempre y será
La doncella más hermosa
Que un caballero andante
o un loco pudo soñar.

Rogando al caballero
Que le quitase la vida
Al ver perdida su honra
Y no merecer vivirla.

V

El visorrey y don Antonio
Testigos de la batalla
Comprobaron la honradez
Y el amor que profesaba
don Quijote a su amada.

Se despidió el caballero
Llamado de Blanca Luna.
Ante firme reflexión
Marchando de la ciudad.

Ordenando el visorrey
A don Antonio Moreno
indagase sobre aquel
misterioso caballero.

Mientras tanto se ocupaban
de atender a don Quijote;
sin color y trasudando
en el peor sufrimiento
no ejercer durante un año.

VI

Sancho Panza mientras tanto
apesadumbrado y triste
no entendía el suceso.
- ¿Será un sueño que he soñado,
u, otro encantamento?

Viendo así a su señor
La luz se le oscurecía
Sus esperanzas perdía
Quedando así sus promesas
Como humo en el viento.

Y don Quijote maltrecho
Transportándole en andas
De una silla del virrey
Camino de la ciudad

"El Quijote en verso"
Kety Morales
26/8/10

3 comentarios:

  1. El ordenador ha cumplido su cometido.

    Un saludo desde Berlin

    ResponderEliminar
  2. veo...que funciona bien...querida amiga, esto llega a su fin...don Quijote es testarudo cual persona mayor y aún perdiendo su batalla no desdeña la belleza de su amada...besos

    ResponderEliminar
  3. Un abrazo hasta Berlín. El caballero de la Blanca Luna vence, don Quijote derrotado, acompañémoslo en su camino de amargura, hasta su aldea.
    Besos

    ResponderEliminar