Seguidores

18 nov. 2009

DON QUIJOTE SANCHO PANZA EMOCIONADOS






Capítulo V















Visitaron museos; el de las Armas, el museo del Prado, el Reina Sofía...
Si don Quijote disfrutó en el Museo de las Armas. Sancho enmudeció al contemplar una exposición de bodegones en el Museo del Prado. - ¡Cuanta comida en los cuadros y él con el estómago vacío! –refunfuñaba Sancho -, don Quijote le reprendía por no valorar más el arte.












Se acercaron hasta el retiro para descansar. Junto al estanque, Sancho miraba como echaban migas de pan a los peces, por un momento sintió deseos de arrojarse al agua. Don Quijote en cambio, miró la estatua ecuestre de Alfonso XII y quedó pensativo.
Según salían del Retiro hacia la Cuesta de Moyano, un grupo de jóvenes disfrutaban de un día de ocio. Unos disfrutaban con la lectura de un libro, otros charlaban, y una pareja tumbada en el césped, jugueteaban, se besaban y se hacían arrumacos. Don Quijote al verlos, confundido, y obsesionado por lo que había escuchado en el Parlamento, quiso arremeter contra el muchacho. Sancho le hizo comprender que eso era amor, no lo que imaginaba.















Caminaron hasta alcanzar la Glorieta de Carlos V, un grupo de personas se dirigían hacia la estación de Atocha. Don Quijote y Sancho se unieron a ellos, por ver en que deparaba aquello. Era espectacular. Miles de velas y flores componían un altar enorme en homenaje a los fallecidos por la barbarie.














¡Cómo lloraba Sancho al ver fotografías de jóvenes de la edad de sus hijos! Don Quijote impotente, contenía las lágrimas a duras penas.
Más tarde subieron por la calle Atocha, curiosamente se detuvieron ante una imprenta llamada Juan de la Cuesta. Desembocaron en la Puerta del Sol y alcanzaron la Plaza Mayor. Al ver otra estatua ecuestre, ésta, de Felipe III, don Quijote no pudo evitar imaginarse, él con Rocinante en una plaza similar.

Mayo del 2004

Fotos: Wikipedia

6 comentarios:

  1. un día antes pasé por allí de vuelta por Andalucía...aún sueño con él..saludos

    ResponderEliminar
  2. Kety, acabo de contestar a un comentario tuyo en "El juego de la palabra dada-segundo" pero como no volverás por allí para leerlo, creo que mejor te lo copio y lo pego para que puedas enterarte de mi respuesta:

    "Querida Kety, ya habría querido realizar tu consejo pero fue imposible. Seguí incluso los consejos que me proporcionó Isol. Todo fue en vano y lo más curioso es que, a partir de ese momento, ha desaparecido de mi configuración la posibilidad de insertar vídeos que antes tenía y ¡el colmo! incluso la de insertar imágenes. Creo que el problema puede deberse a que es un archivo muy pesado y que Blogger no debe estar dispuesto a tolerar ese despilfarro. Ya lo tengo en cuenta y aunque seguiré publicando vídeos en You Tube, procuraré no incordiar en el blog con ellos: no creo que merezca la pena que nadie pierda el tiempo con mis jueguecitos de abuela curiosa que le gusta meter las narices en todo."

    ResponderEliminar
  3. Qué grande y bonito es Madrid y qué terrible el suceso de Atocha, que nunca olvidaremos.
    Gracias por este recorrido. Sigo leyendo.
    Conchi

    ResponderEliminar
  4. Me ha emocionado tu Quijote y tu Sancho,visitando Madrid en fechas tan tristes. Tristísimas pero nos unieron a todos los que estábamos allí.

    Un beso de una burgalesa que un día decidió ser madrileña y, aunque no viva allí, así se siente todavía.

    ResponderEliminar