Seguidores

16 nov. 2009

DON QUIJOTE Y SANCHO PANZA FRENTE A LOS JERONIMOS






Capítulo IV


















Frente a la puerta del monasterio San Jerónimo el Real, un grupo de personas; parte de ellos muy engalanados; las señoras, con trajes de seda salvaje, zapatos forrados a juego y pamela, y los caballeros con chaqué. El resto con trajes de lino o tergal, zapatos de piel vacuno y algún adornillo en el pelo, esperaban la llegada de la novia. Todos mantenían la compostura, pero distantes unos de otros. - Razón tenía mi mujer Teresa -, dijo Sancho a don Quijote -: “...casadla con su igual, que es lo más acertado; que si de los zuecos la sacáis a chapines y de saya parda de cartoceno a verdugado y saboyanas de seda, y de un Marica y un tú a una doña tal y señoría, no se ha de hallar la mochacha...”. En verdad que si, – dijo don Quijote -, a la vista está como andan cada uno con los suyos, como si no se conocieran.

Mayo del 2004

4 comentarios:

  1. Cuántas bodas se han ido al traste por no hacer caso a don Quijote.

    ResponderEliminar
  2. Pues cada oveja con su pareja...
    También ha habido éxitos en lo desigual. Alguno.

    ResponderEliminar
  3. Mucha razón lleva Cervantes por boca de sus personajes...oye, menuda excursión ¿no?...besos

    ResponderEliminar
  4. Kety, me has sacado una sonrisa con esta entrada, jeje. Muy buena.
    Voy a seguir leyendo, que voy retrasada!
    Abrazos.
    Conchi

    ResponderEliminar