Seguidores

12 jul. 2007

SANCHO APARECE



Al anochecer aparece Sancho radiante, como si de la ducha saliese.
-Señor, ¿Qué hace de rodillas?
-¡Calla Sancho, por fin alguien me ha comprendido!
- ¿De qué habla señor?
-Mira arriba, Freud explica...,
De repente don Quijote mira a Sancho.
¿Dónde vas tan engalanado.
Señor, aprovechemos nuestra estancia en la ciudad. ¡¡Hay unos bares que dan unas tapas!!
¡Qué sabrás tu de tapas!
-Lo he visto señor, he paseado por la calle principal, grupos de gente sentados alrededor de una mesa, con unos platos...-detalla Sancho relamiéndose-.
Si seguimos entre libros -dice malhumorado-, nunca lo sabremos. ¡Decida! Se viene o me voy!
Espera Sancho, ¡No te vayas! A punto está de terminar.

Kety Morales Argudo

2 comentarios:

  1. Vaya par de dos, esto se pone interesante.
    Cualquiera, va a tu salón.


    Hasta otra Dulcinea.

    Puri.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, los diálogos que te inventas en un pis-pas. Sancho sigue con lo suyo, que es papear, y Freud le importa menos que un pimiento, que ya es decir. Es la vida de estos dos, que para más "inri" no han vivido nunca.

    Y sigue el poder de los libros.
    Vale.

    Siento haberte desilusionado con lo del nombre nuevo, que no soy otra más, pero, casi... valgo por dos ¿o no?,así es que, en paz.(es broma)


    Adios, Puri.

    ResponderEliminar