Seguidores

7 feb. 2013

EL GRAN TEATRO DE LA VIDA

Foto: Internet





















La obra, la misma.
Vestuario y decorado
es lo que cambia

Kety Morales Argudo

8 comentarios:

  1. Si, la obra la misma.
    Pero también cambian los actores.

    ResponderEliminar
  2. Mª Jesús,tienes razón. Me he centrado en la obra que siglo tras siglo se representa.

    ResponderEliminar
  3. Todo es demasiado previsible. Conocemos hasta los posibles finales...

    ResponderEliminar
  4. Una gran farsa nuestro mundo. Y nuestro país, para qué hablar.

    Me dices que te cuesta entrar en mi blog, no tiene nada que ver con tu ordenador, a mí también me pasa con el mío y con otros, con el de Pedro muchas veces. Da la impresión de que pesan y no se pueden mover, será por lo cargados de contenido que están. Lo mejor, en esos casos, es abrir y esperar un poco, normalmente se manejan mejor después.

    Besos, Kety

    ResponderEliminar
  5. Somos los extras de la representación.

    ResponderEliminar
  6. Un haiku muy filosófico y veraz

    Un abrazo

    Luz

    ResponderEliminar
  7. Cambian los actores y cambia el público, pero tienes razón que la obra sigue siendo la misma.
    Hace un momento he recordado el éxito de la canción de Jarcha "Libertad sin ira" en 1976. ¡Cuántos años! Y aún sigue cantándose.

    Un abrazo, amiga
    Conchi

    ResponderEliminar