Seguidores

14 mar. 2012

EL NACIMIENTO DE UN ALMENDRO

















Hay días que no necesitas grandes cosas para alegrarte.
Esta ramilla que asoma tímidamente es el principio de un almendro.
Habrá que cuidarle con mimo para que llegue a este.




















 A mi padre In memoriam

EL ALMENDRO

...Junto a él te sentaste en silencio.
Él, en silencio te escuchó
Le guiaste como padre desde niño.
De mayor, su sombra te ofreció.

Kety Morales Argudo

 Libro: "Hojas amarillas"

14 comentarios:

  1. Todo nacimiento es un acontecimiento feliz, supongo que como todo ser vivo sera estupendo ver crecer este almendro.
    me encanta la flor del almendro.
    Un abrazo.
    Rosa.

    ResponderEliminar
  2. Poco a poco, con mimo y cariño irá creciendo ese almendro recién plantado y llegará a ser como ese otro donde se sentaba tu padre para hablar con él.

    Los seres queridos, aunque no estén con nosotros nunca los olvidamos.

    Un abrazo

    Luz

    ResponderEliminar
  3. Mª Jesús, lo había intentado varias veces sin conseguirlo, quizá por eso me alegré tanto.

    Cuando voy a mi tierra me acuerdo mucho de ti.

    Un abrazo por ser como eres.

    ResponderEliminar
  4. Rosa, asi es, imagino a mi padre lo que disfrutaría viendo crecer sus árboles.

    Luz, no dudes que lo trataré con cariño. Lo de verlo como los otros..., tienen que pasar algunos años ;-)

    Besos a las dos

    ResponderEliminar
  5. Precioso ese almendro bajo el que se sentaba tu padre.

    Ahora a alimentar bien ese pequeñito para que llegue a buen término.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Querida amiga; claro que es gratificante el contemplar ese nacimiento, cada día haces una visita a esas macetitas que guardan dentro el fruto que tu quieres ver brotar, se de ese sentimiento, mi pasión son los arboles, naci rodeada de ellos y vivo lejos, cada año planto nuevas semillas para lograr un arbolito mas (ya van más de 40) y los mimo y cuido con esmero, yo los veo nacer y sigo su crecimiento. El recuerdo a tu padre es entrañable, sigue así y no cambies nunca. Besotes.

    ResponderEliminar
  7. Mímalo, Kety.
    Aquel árbol de tu poema ¿recuerdas? En la última entrada de Valle Inclán, he puesto su foto con su brazo cortado, como el genial gallego.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Seguro que ese almendro crecerá fuerte y robusto. Este año yo también he plantado unas flores en mi terraza/jardín y estoy deseando verlas brotar. Todos los días les echo un vistazo. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  9. Verlo crecer cada día será buena recompensa.

    ResponderEliminar
  10. Qué bonito el almendro y que bonito recuerdo para tu padre. Me ha emocionado. Cuida el pequeñín!!!
    Un abrazo, amiga. Ojalá pudiera ir a ver la exposición de tu hijo.
    Feliz fin de semana.
    Conchi

    ResponderEliminar
  11. Presenciar momentos sencillos, pero unicos y gratificantes, nos hacen ver el sentido de la vida, como la alegría esta presente en lo minímos detalles.Te invito que pases por mi blog y comentes, Abrazo

    ResponderEliminar
  12. Que pequeñito almendro y con los años tan vigoroso se convierte y con sus frutos que son de chuparse los dedos, a cuidarlo como hueso santo!!!!

    ResponderEliminar