Seguidores

30 may. 2011

BÉCQUER:

DEL SALON DEL ÁNGULO OSCURO

















RIMA VII

Del salón en el ángulo oscuro,
de su dueña tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo
veíase el arpa.

¡Cuánta nota dormía en sus cuerdas
como el pájaro duerme en las ramas,
esperando la mano de nieve
que sabe arrancarlas!

—¡Ay! —pensé—; ¡cuántas veces el genio
así duerme en el fondo del alma,
y una voz, como Lázaro, espera
que le diga: «¡Levántate y anda!».

Gustavo Adolfo Bécquer

Lectura de Gustavo Adolfo Bécquer en la Acequia

7 comentarios:

  1. Querida Kety, qué alegría me da encontrar nuevas entradas tuyas en este blog que tantos buenos recuerdos me trae.
    El poema de Bécquer me encanta. Hacía tiempo que no lo leía ni lo recitaba. Gracias por traerlo.
    Amiga, espero que estéis todos bien en casa.
    Te mando un fuerte abrazo
    Conchi

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho tu propósito de ilustrar las rimas de Bécquer para la lectura.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué alegría que abras la puerta y nos recuerdes la rima del arpa!

    Tu arpa sonará mejor que ninguna.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Un placer volver a leerte, querida Kety, además con ese poema tan musical. Besotes, M.

    ResponderEliminar