Seguidores

5 nov. 2010

DON QUIJOTE, SOÑÓ CON LA LIBERTAD

Lectura del Quijote en La Acequia. Capítulo LXXIV, 2ª Parte

“De cómo don Quijote cayó malo y del testamento que hizo y su muerte”

“Yace aquí el hidalgo fuerte
Que a tanto extremo llegó
De valiente que se advierte
Que la muerte no triunfó.
Tuvo a todo el mundo en poco
Fue el espantajo y el coco
Del mundo en tal coyuntura
Que acreditó su ventura
Morir cuerdo, y vivir loco”.





Eclesiastés:
“Todo tiene su tiempo,
y todo lo que se quiere debajo
del cielo tiene su hora”.









Cuantas veces don Alonso
leyendo Amadís de Gaula
Soñó con mil aventuras
para liberar su patria.

Por el día no comía,
por la noche dormitaba.
Su cuerpo disminuía
su sesera se secaba.

Tras darle vueltas y vueltas
al asunto en cuestión,
al amanecer el alba,
a la aventura marchó.

Sin rumbo fijo tomado,
emprendió su caminar
Por los famosos caminos
de la Mancha, Imperial.

Quiso repartir justicia,
el mismo fue ajusticiado.
Quiso mantener el orden
y acabó apaleado.

Vivió mil aventuras
Cide Hamete transcribió.
Guiado por esa mano que
Cervantes le prestó.

Liberó a los Galeotes,
para pesar de sus huesos
Quiso imponer su justicia
recibiendo improperios.

Se enterneció con Zoraida,
soñó con un reino ausente.
Platicó con la duquesa
ignorando su sainete.

Como todo idealista
soñó en alcanzar la fama.
Pero tuvo que pagar
con las burlas y las chanzas.

Pensó en un escudero
que fuese fiel y leal
Que tuviese poco seso
y poderlo manejar.

Sancho Panza es elegido
como su amigo más fiel.
Prometiéndole riquezas
nunca llegará a tener.

Soñó con su Dulcinea
satisfaciendo su instinto
¡Si quiere ser Caballero
ha de cumplir requisitos!

Aunque a veces es el loco,
y por ello, es tratado.
Son muchos razonamientos
de don Alonso Quijano.

Como loco infería,
como loco trastocaba,
Entre locura y locura
el loco filosofaba.

De su escudero logró,
transformarlo en idealista,
Pero el sabio Sancho Panza
a tiempo recapacita.

Sancho no quiere reinar.
Él nació para escudero,
Después de tanto soñar
con la Ínsula alcanzar
Dimitirá de su reino.

Lo suyo no es gobernar,
nació para ser del pueblo
Sueña con su libertad...
La libertad tiene un precio.

¡Ay! Don Alonso Quijano!
¡Cuánto caminar en vano!
Cuatro centenarios van,
el mundo sigue tocado.

Hay “Gigantes” por doquier,
galeotes caminando.
Hay Anselmos y Lotarios,
Luscindas y Doroteas llorando.

Hoy recorres las ciudades
con ojos entristecidos;
Hay rupturas conyugales
hay guerras entre enemigos.
La lucha por el poder,
nos lleva a un mundo podrido.

Cuántos quijotes no duermen
soñando con su libertad
Sin saber que se alcanza
sólo en la recta final.

Cuatro centenarios van ¡
Qué algarabía en el mundo!
Son miles las conjeturas
sacadas de un trotamundo.

Estimado don Miguel:
¡Cuántos sueños en el aire!.
Creasteis un soñador
Un loco con su verdad,
en un paraje incomparable.

Amigo Alonso Quijano:
De sinónimo, Quijote:
Tu sueño es realizado.
Fuiste libre al morir.
Bien para la humanidad,
y... De nuevo resucitado.

Kety Morales Argudo
2005
"Camina Sancho camina"

PD:
Me ha sido imposible terminar la entrada del capítulo 74 2ª parte. pero no quería ausentarme en esta semana tan especial.

El Quijote llega a su final dejando un sabor agridulce.
Por un lado, la nostalgia de la "despedida" y por otro,la satisfacción de haber participado en esta lectura, gracias a la iniciativa de Pedro Ojeda Escudero, que nos ha reunido en esta tertulia tan especial. "La Acequia", a la que deseo seguir, por el placer de leerle, y contactar con los amigos tertulianos que tanto me han aportado.

16 comentarios:

  1. Con todo estoy de acuerdo....menos en lo del viaje en vano... Gracias a ese viaje nosotros nos Hnos. Acercado entre nosotros.... Muy buen resumen..espero la conclusión besos

    ResponderEliminar
  2. Querida amiga: gracias por tu participación en esta locura. Ha sido maravilloso leer tus versos.
    Te pido un esfuerzo más: publicar a lo largo de la semana una valoración de lo que ha significado para ti. Todavía dedicaré varias entradas más a nuestra lectura.

    ResponderEliminar
  3. Kety, qué trabajo más bien hecho el tuyo, a pesar de que te falte esa minucia de nada, que ya atenderás cuando puedas.
    Mi más sincera felicitación, porque estoy admirada contigo.

    En la entrada de hoy, el testamento del Quijote, con la razón recobrada por Don Alonso, hasta con la hermosísima cita del Eclesiastés.

    Su testamento que llega hasta nuestros días y perdurará más allá, porque Cervantes inmortalizó el alma humana en esa obra suya.

    Reitero mi enhorabuena y creo que tienes motivos más que suficientes para sentirse satisfecha del trabajo que has realizado. Es de verdadera orfebrería. Loable, hermoso y delicado. Te aplaudo con ganas y que sepas que tienes toda mi admiración.

    ResponderEliminar
  4. Has hecho una obra maestra con todos esos versos capítulo a capítulo. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. Felicitaciones, KETY, y gracias por toda tu gracia y creatividad con la que nos has alegrado.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Si he participado en esta locura maravillosa ha sido gracias a ti. Me guiaste hasta "La acequia". Antes de zambullirnos, ya hicimos nuestros pinitos. Recuerdo tu "curioso impertinente", para el que aportamos cada uno un pedacito. Y la idea del Sanchico moderno que te sugirió Talaván...Gracias.

    Tus versos nos han acompañado en este camino que completamos hoy.

    Eres una gran abuela, con nieta que maneja la péñola cervantina, la niña promete.

    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Dulcinea de La Acequia, no puedo añadir más de lo que te dicen los que me preceden. Has hecho un trabajo de filigrana poética ¡maravilloso! ¡Enhorabuena! Y no te olvides de publicarlos... Muchos besotes, M.

    ResponderEliminar
  8. Querida Kety.

    Gracias a que a ti se te ocurrio la idea de la lectura colectiva del "Curioso impertinente", estamos ahora , en el final del camino despues de una larga andadura en la lectura comentada de este Quijote que nos ha acercada a tantos amigos de diferentes partes.

    Creo que no conozco a nadie que haya hecho lo que tu, poner en verso los capitulos de la obra que escribio Cervantes.

    Sin ti y sin Pedro Talavan, el Sanchico no existiria y lo bien que me lo he pasado con el.

    ¿Te vere en la comida?

    Un abrazo

    Luz

    ResponderEliminar
  9. Magnífica obra la que has llevado a cabo. Mi más sincera enhorabuena.

    ResponderEliminar
  10. Tienes un blog muy bonito y entrañable. Lo he encontrado de casualidad, buscando cuentos relacionados con la Flauta mágica y me ha gustado mucho el que tomas como referencia, así que lo he enlazado a mi blog.

    Gracias. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Dónde estas Ketty hace varias semanas que no posteas, deseo con todo mi corazón que estés bien junto a toda tu familia, un abrazo gigante!!!

    ResponderEliminar
  12. Hola a todos.
    Gracias, gracias, y mil gracias por las palabras tan hermosas que me dedicais. -Dichas por vosotros, hasta me lo creo y todo-.
    Perdonarme por este silencio,, y por no participar en las últimas entradas quijotescas de Pedro. Me ha sido imposible, he estado tres semanas sin ordenador, pero con tanto quehacer, que ni lo he echado de menos.
    A vosotros si que os echo de menos.
    Ha sido una experiencia maravillosa;
    Por aprender tanto con los análisis de Pedro y vuestros comentarios.
    Y porque el Quijote me enganchó desde el primer día que lo leí, porque es el vivo ejemplo de la vida, y volver a leerlo, he disfrutado un montón.

    Especialmente, Por haber contactado con vosotros.

    Un fuerte abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Kety
    Hace mucho que no sé de ti. Pasé a dejarte un abrazo, esperando que estés bien y que sólo tu ausencia se deba al arreglo de la casa.
    No me olvido de ti, amiga.
    Un abrazo
    Conchi

    ResponderEliminar
  14. Se nos ha ido la vida tan rápida pero saber que no nos olvidamos.
    Me gustó mucho, como todos, tu poema.

    Recibe mi cariño.

    ResponderEliminar
  15. Keti, paso a saludarte y también te aplaudo por tu trabajo tan maravilloso, porque leerte es un placer. Te lo he dicho muchas veces y te lo diré cada vez que te lea porque así lo pienso.
    Hasta pronto, un abrazo.

    ResponderEliminar