Seguidores

2 jul. 2010

SANCHO ASISTE A LA "BATALLA"

Lectura del Quijote en La acequia: Capítulo LVI, 2ª Parte

"De la descomunal y nunca vista batalla que pasó entre don Quijote de la Mancha y el lacayo Tosilos en la defensa de la hija de la dueña doña Rodríguez".






Foto: Internet









BATALLA PACTADA

Los duques...
No están arrepentidos
Ni tampoco satisfechos.
Por la huida de Sancho
Abandonando el “gobierno”

Mientras tanto
Se prepara la batalla
Tosilos y don Quijote
Desarrollaran la farsa

La burla está pactada.
Todo debe transcurrir
Según el duque advierte
Sin riesgos, sin un desliz

Todo es, falsa realidad
Como se había de avenir
El Concilio ha prohibido
Desafíos, eso, se ha de advertir.

El "cadahalso" preparado
Jueces del campo están
Y las dueñas con sus mantos.
Circunvecinas curiosas
Ávidas de malignidad

Don Quijote en la estacada
Algo confuso observa
Como aparece Tosilos
Montando un gran caballo
Al estruendo de trompetas

Tosilos...
Da un paseo por la plaza
Se detiene ante las dueñas.
Doña Rodríguez e hija
Huéspedes de la componenda

Cupido es tan travieso
Que a Tosilos ha tocado
Y al pararse frente a ella
Ha quedado embelesado

La batalla no le importa
Al reconocer que es bella
Concluye con el maese.
Quiere casarse con ella.

Para ello ha de perder
La maniobra pactada.
Mientras tanto en las gradas
Los duques no entienden nada

Asfixiándose Tosilos
Se retira la celada
Al ver su rostro las dueñas
Se descubre la gran farsa.

¡Aquél no era el esposo
Que la hija deseara!
¡Gritan pidiendo justicia!
Por haber sido engañadas.

Tosilos de amor herido
Don Quijote filosofaba
Sancho siempre aconsejando
“más vale esto que nada”

Y el público decepcionado
Porque nadie es linchado...
Lo que todos deseaban.

"El Quijote en verso"
Kety Morales

11 comentarios:

  1. Kety gracias por tus visitas. He tenido que plantearme retomar los blogs aunque sólo sea para que Blogger no termine cancelándolos.

    Veo que esta página está dedicada al trabajo poetíco que realizas para contarnos El Quijote con tus versos. Te felicito pues te has impuesto una tarea complicada, sí muy difícil. Animo.

    ResponderEliminar
  2. Menudas prendas los duques y compañía.

    ResponderEliminar
  3. Estos tus comentarios sobre el Quijote resultan muy sabrosos y leerlos plasmados en versos producen un gran deleite.

    ResponderEliminar
  4. ¡Pobre Tosilo¡ de amor herido y sin ser correspondido.saludos .Teresa

    ResponderEliminar
  5. Cuando leo tus poemas
    que con tanto tino sacas
    el capítulo completo
    en mi mente se repasa.

    Están todos los detalles
    Quijo, Sancho y la comparsa
    incluido el gran público
    que triste a casa se marcha.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. el amor...es que es ciego..todo lo puede.. lo difícil es mantenerlo...genial Kety tu originalidad vale mucho. besos

    ResponderEliminar
  7. Es un placer leer estos capítulos del Quijote en verso, que tanta deboción le dedicas para poner en ello toda una perfección inigualable....

    Te agradezco tu comentario en mi blog.

    Te deseo un feliz fin de semana...

    ResponderEliminar
  8. Todo el capítulo versificado de pies a cabeza; no le falta detalle. Me guasta la frase de Sancho: "Más vale esto que nada". Aquí decimos "a falta de pan buenas son tortas".

    Tu mascota leporina si no se dedica a la cría puede durar muchos años. Lo que realmente las agota es la crianza mensual de una camada; porque ellas paren como dice el refrán "más que una coneja". Pero si está lejos de varón tendrás coneja para rato.
    Por cierto, para el arroz no debe de estar ya muy tierna......
    Perdona el atrevimiento culinario jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Kety, me encanta tu Quijote en verso, es una gozada.
    Besos enormes y gracias.

    ResponderEliminar
  10. Tu Quijote en verso tiene mucha vida. Cupido hace de las suyas y al duque se le chafan los planes.¡Bien!
    El público decepcionado porque nada ha pasado, qué morbosa es la gente.

    Un abrazo para ti y un mimito para la leporina Lola.

    ResponderEliminar
  11. Pues yo me alegro de que el amor venciera a la burla.

    ResponderEliminar