Seguidores

10 abr. 2008

JORGE LUIS BORGES






Vicent van Gogh







APRENDIENDO

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia
...entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno
aprende que el amor no significa acostarse y una
compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender...
Que los besos no son contratos y los regalos no son
promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la
cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a
construir todos sus caminos en el hoy, porque el
terreno de mañana es demasiado inseguro para planes...
y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.
Y después de un tiempo uno aprende que si es
demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno
planta su propio jardín y decora su propia alma, en
lugar de esperar a que alguien le traiga flores.
Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno
realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno
aprende. Y aprende... y con cada día aprende.
Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te
ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano
querrás volver a tu pasado.
Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de
amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte,
puede brindarte toda la felicidad que deseas.
Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de
esa persona sólo por acompañar tu soledad,
irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son
contados, y que el que no lucha por ellos tarde o
temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.
Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un
momento de ira pueden seguir lastimando a quien
heriste, durante toda la vida.
Con el tiempo aprendes que disculpar lo hace
cualquiera, pero perdonar es sólo de almas grandes.
Con el tiempo comprendes que aunque seas feliz con tus
amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.
Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia
vivida con cada persona es irrepetible.
Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o
desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá
las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado.
Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos
en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado
incierto para hacer planes.
Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o
forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean
como esperabas.
Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo
mejor no era el futuro, sino el momento que estabas
viviendo justo en ese instante.
Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que
están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer
estaban contigo y ahora se han marchado.
Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir
perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que
necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una
tumba, ya no tiene sentido.
Pero desafortunadamente, solo con el tiempo...
Aprovecha tu tiempo, es muy escaso...


Jorge Luis Borges
Buenos Aires: 24 de agosto de 1899- Ginebra, 14 de junio de 1986.

Buenas reflexiones

10 comentarios:

  1. Me encanta este escrito de Borges.
    No se si te lo vas a creer pero lo tengo por aquí copiado, me gustó mucho cuando lo leí por primera vez.
    Como muchas otras cosas, esto para mí es un descubrimiento tardío, pero bien está.

    Para mí, un acierto.

    besos, P.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Kety. A mí también me gusta mucho este texto. Creo que deberíamos leerlo de vez en cuando pues nos ayudaría a seguir envejeciendo sin tristezas.
    Quiero agradecer tu visita a mi blog y tu comentario. Yo tb te volveré a visitar y estaré encantada de que tú me visites, jeje.
    Un abrazo.
    Conchi

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que tiene toda la razón. Se nos va pasando al vida sin darnos cuenta y sin valorar lo que es importante.

    Y no cabe duda de que todas las horas van hiriendo, pero la ultima mata...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Es precioso este texto, nunca se cansa uno de leerlo y de aprender con él, porque con el tiempo..., con el tiempo todo llega si sabemos hacerlo bien, claro...
    Encantada de recibirte en esta casa, siempre tendrás una luz encendida para que pases.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  5. Es sabiduría y es verdad. En todo el escrito no hay ninguna afirmación que se aparte de la verdad. Tengo ya suficiente edad para comprender lo certero de sus observaciones.

    Este texto se merece un diez. Es de nota máxima.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Es así de claro, aunque pase el tiempo una no deja de aprender, de todo una debe sacar una lección, es un texto muy asertivo, convincente hasta el hueso, mucha sabiduría como lo dice la amiga anterior, excelente post, te sigo amiga!!!

    ResponderEliminar
  7. Siempre que leo este texto de Borges, deseo llegar a mis últimos años con la satisfacción de haber vivido al máximo,dandole el valor justo a cada momento. Amando hasta el tope!

    gracias por compartir,
    besos!

    ResponderEliminar
  8. Siempre que me encuentro con este texto de Borges, lo leo otra vez, es un magneto para el alma. Y una caricia también.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. "Que la vida iba en serio uno lo empieza a comprender más tarde..."

    Tempus fugit. No sé por qué, quizá sea por mi juventud pero este tópico siempre me pareció tristísimo.

    El texto es preciosísimo. Aunque ya digo que para mí, rezuma tristeza.

    ResponderEliminar
  10. De entrada diré que me alegra haber "acertado" con este texto, o al menos eso es lo que opináis todos.
    Todos menos Vegaspes, y es natural que opine así, a su edad las reflexiones van por otros derroteros- quién tuviese su edad-.
    Vegaspes, no te preocupes, ya tendrás tiempo de reflexionar, cada cosa a su tiempo. Pero fijate, sin querer, has reflexionado un poquito.

    Besos a todos

    ResponderEliminar