Seguidores

4 ago. 2007

SOÑÓ CON LA LIBERTAD














Cuantas veces don Alonso
leyendo Amadís de Gaula
Soñó con mil aventuras
para liberar su patria.

Por el día no comía,
por la noche dormitaba.
Su cuerpo disminuía
su sesera se secaba.

Tras darle vueltas y vueltas
al asunto en cuestión,
al amanecer el alba,
a la aventura marchó.

Sin rumbo fijo tomado,
emprendió su caminar
Por los famosos caminos
de la Mancha, Imperial.

Quiso repartir justicia,
el mismo fue ajusticiado.
Quiso mantener el orden
y acabó apaleado.

Vivió mil aventuras
Cide Hamete transcribió.
Guiado por esa mano que
Cervantes le prestó.

Liberó a los Galeotes,
para pesar de sus huesos
Quiso imponer su justicia
recibiendo improperios.

Se enterneció con Zoraida,
soñó con un reino ausente.
Platicó con la duquesa
ignorando su sainete.

Como todo idealista
soñó en alcanzar la fama.
Pero tuvo que pagar
con las burlas y las chanzas.

Pensó en un escudero
que fuese fiel y leal
Que tuviese poco seso
y poderlo manejar.

Sancho Panza es elegido
como su amigo más fiel.
Prometiéndole riquezas
nunca llegará a tener.

Soñó con su Dulcinea
satisfaciendo su instinto
¡Si quiere ser Caballero
ha de cumplir requisitos!

Aunque a veces es el loco,
y por ello, es tratado.
Son muchos razonamientos
de don Alonso Quijano.

Como loco infería,
como loco trastocaba,
Entre locura y locura
el loco filosofaba.

De su escudero logró,
transformarlo en idealista,
Pero el sabio Sancho Panza
a tiempo recapacita.

Sancho no quiere reinar.
Él nació para escudero,
Después de tanto soñar
con la Ínsula alcanzar
Dimitirá de su reino.

Lo suyo no es gobernar,
nació para ser del pueblo
Sueña con su libertad...
La libertad tiene un precio.

¡Ay! Don Alonso Quijano!
¡Cuánto caminar en vano!
Cuatro centenarios van,
el mundo sigue tocado.

Hay “Gigantes” por doquier,
galeotes caminando.
Hay Anselmos y Lotarios,
Luscindas y Doroteas llorando.

Hoy recorres las ciudades
con ojos entristecidos;
Hay rupturas conyugales
hay guerras entre enemigos.
La lucha por el poder,
nos lleva a un mundo podrido.

Cuántos quijotes no duermen
soñando con su libertad
Sin saber que se alcanza
sólo en la recta final.

Cuatro centenarios van ¡
Qué algarabía en el mundo!
Son miles las conjeturas
sacadas de un trotamundo.

Estimado don Miguel:
¡Cuántos sueños en el aire!.
Creasteis un soñador
Un loco con su verdad,
en un paraje incomparable.

Amigo Alonso Quijano:
De sinónimo, Quijote:
Tu sueño es realizado.
Fuiste libre al morir.
Bien para la humanidad,
y... De nuevo resucitado.

Kety Morales Argudo
Alcalá de Henares
23- 4- 2005
"Camina Sancho camina"

No hay comentarios:

Publicar un comentario