Seguidores

20 nov. 2008

PABLO NERUDA

Fotos: Juan Carlos


Recuerda que cualquier momento
es bueno para comenzar,
y que ningúno es tan terrible para claudicar.
No olvides
que la causa de Tu presente es tu pasado,
así como la causa de Tu futuro será
Tu presente.
Aprende de los audaces, de los fuertes,
de quien no acepta situaciones,
de quien vivirá a pesar de todo,
piensa menos en tus problemas
y más en Tu trabajo.
Y tus problemas sin alimentarlos morirán.
Aprende a nacer desde el dolor
y a ser más grande
que el más grande de los obstáculos.

Pablo Neruda

10 comentarios:

  1. Tus problemas sin alimentar morirán...tan cierto mi poeta universal, sin ser un poeta duro encanta glorifica y enorgullece a todos quienes conocen sus letras, muy buen post!!!
    cariños!!

    ResponderEliminar
  2. Creo que algunos poetas fueron creados por el Altisimo para que los adolescentes se pudieran aficionar a la poesia, y siempre pense que Neruda fue uno de ellos...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  3. Vaya poema me trajiste hoy, amiga. Me ayudará a reflexionar, ya sabes...
    Te deseo que pases un feliz fin de semana rodeada de mayores y pequeños.
    Un abrazo y gracias por todo.
    Conchi

    ResponderEliminar
  4. ...piensa menos en tus problemas...
    ...sin alimentarlos morirán...
    ¡Gracias Kety! Bonito y buen poema que invita a la reflexión.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Es uno de los mejores poemas de este poeta, yo he leido algunos y todos son dignos de leer y sobre todo comprenderlos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho Neruda.

    Las fotos me gustaron.


    Abrazos linda.

    ResponderEliminar
  7. Bonito poema para la reflexión.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Me gustan más los Versos del Capitán: la creación está en la diversión. El resto y resignación y eso, ¡nunca! ahí va un ejemplo:

    LA REINA

    Yo te he nombrado reina.
    Hay más altas que tú, más altas.
    Hay más puras que tú, más puras.
    Hay más bellas que tú, hay más bellas.
    Pero tú eres la reina.
    Cuando vas por las calles
    nadie te reconoce.
    Nadie ve tu corona de cristal, nadie mira
    la alfombra de oro rojo
    que pisas donde pasas,
    la alfombra que no existe.

    Y cuando asomas
    suenan todos los ríos
    en mi cuerpo, sacuden
    el cielo las campanas,
    y un himno llena el mundo.

    Sólo tú y Yo,
    sólo tú y yo, amor mío,
    lo escuchamos.

    ResponderEliminar