Seguidores

16 abr. 2013

DON QUIJOTE Y SANCHO PANZA ENTRAN EN EL TOBOSO



Foto: Kety Morales
 




Alusión al capítulo IX : 2ª Parte del Quijote










I

Don Quijote y Sancho Panza
hacen su entrada triunfal
en la villa del Toboso.
Patria de Dulcinea
una dama universal.

La noche es estrellada
claraoscura y silenciosa.
Se adentraron por sus calles,
casas blancas, ¡qué hermosas!

La luna y las estrellas
como nunca brillarán,
el cielo será testigo
de un delirio sin igual

Entre casas solariegas
un torreón se vislumbra.
Don Quijote exclamó:
¡No cabe ninguna duda!
¡Aquel torreón será
de Dulcinea y su alcurnia

-No es torreón de palacio, -
dice Sancho a Don Quijote.
¡Con la iglesia habían dado
al toparse con la torre!

Más pensando en su dama
Llegó a la conclusión…
El palacio ha de hallarse
Cercano del torreón

II

Don Quijote soñador,
imagina a Dulcinea,
impaciente en su aposento,
por escuchar sus quimeras

Sancho tiembla de pavor
si continúan su empresa.
Al fin se descubrirá
la farsa que representan

III

La luz de la aurora llega.
Él teme ser descubierto.
¡Como hacer retroceder
a su señor don Quijote
y renunciar del entuerto!

-Mi señor, no son horas
de visitar a una dama.
A estas horas dormirá
rendida por la labranza

-¡Calla, Sancho, por favor!
Mi señora Dulcinea,
en su palacio descansa
rodeada de doncellas.
Anhelando mis noticias
que le lleguen sin tardanza.

IV

A la luz de la alborada
un labrador se aproxima
camino de la labranza,
tarareando un romance.

“Mala la hubistes, franceses,
en esa de Roncesvalles”.

Don Quijote le pregunta
por su amada Dulcinea.
El labrador desconoce,
en el Toboso se hallara
tal alcazar y  heredera.

Don Quijote se amilana,
postergando la visita.
¡Tantas noches él soñando
para ofrecerle sus cuitas!

Sancho aconseja a su amo
retroceder sin tardanza.
Él sabe a ciencia cierta
que no existe tal princesa
Aldonza, es de labranza

V

Con gran pesadumbre
Sancho Panza y Don Quijote
abandonan el Toboso.
Sancho camina contento.
Don Quijote, pesaroso.

Concluyendo así la historia…
De la visita a El Toboso.
De un chiflado soñador,
y un escudero medroso.


Kety Morales Argudo

"El Quijote en verso"

6 comentarios:

  1. He de volver al Quijote, es un libro al que siempre se ha de volver. Tus palabras me animan a ello.

    Besos, Kety

    ResponderEliminar
  2. Hola amiga; con esta foto con la que encabezas el poema me haces regresar al toboso, en ese restaurante es donde comí las ricas viandas típicas de la zona y "par diez, si que estaban buenas"
    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Los hemos acompañado tanto tiempo que todos sus caminos nos son familiares.
    Gracias por el recuerdo. Hicimos una lectura del Quijote inolvidable.

    ResponderEliminar
  4. ¡Y tan medroso! pero el miedo de Sancho le hace ingenioso...
    Qué buen texto. Doy cuenta en la entrada de hoy.

    ResponderEliminar
  5. Tú tan quijotesca como siempre, hay que releer el Quijote de vez en cuando.
    Oye, con tantos cambios, creí que me había confundido. Muy bonita la foto de bienvenida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Kety.
    Tengo que reconocer que no me he leído el Quijote, pero me encantaría hacerlo, y más después de haber leído ta bello poema.
    Abrazos.
    Rosa.

    ResponderEliminar